domingo, 22 de abril de 2012

trece màximas



1-     Preocupate por aceptarte y amarte a vos mismo. Y siempre hay alguien esperándote allí fuera.

2-     Si alguien no te ama o te lastima, no te quedes cómodamente instalado en la impotencia o sintiendo que fue injusto: todo siempre se equilibra, y vos tenés el deber de ser feliz y prepararte para la próxima aventura.

3-     Nadie está esperando que te equivoques, y siempre alguien estará mejor y alguien peor que vos, así que dejá de compararte con los demás.

4-     Preocuparse por casos hipotéticos y obsesionarse con los miedos y problemas, no tiene caso. Lo que tememos casi nunca ocurre, y si ocurre, no sumó más que dolor el haberse preocupado previamente.

5-     Relajate, no tenés que cumplir con los parámetros y exigencias de nadie, ni siquiera con los tuyos.

6-     Los errores son los maestros de quienes aprendemos más y mejor.

7-     Lo más importante es que seamos fieles con nosotros mismos. Allá fuera puede caerse el mundo, pero que ese momento no te sorprenda sin integridad.

8-     Todo lo bueno y lo malo que hagas, regresa. Siempre y a todos les llega el momento del pago.

9-     El compromiso no significa falta de libertad. Debe significar que estás compartiendo tu vida con alguien.

10- Mejorá tus pensamientos y atraerás a mejores personas. Siempre atraés a quienes tenés que atraer.

11- Nada es casualidad, sino que todo es causalidad.

12- Perdonar a otros es sumamente liberador: ni resintiéndote ni perdonando, “ellos” sufren. Perdonarse a uno mismo siempre requiere más esfuerzo.

13- La gente no es exclusivamente buena o mala. Todos tenemos un poco de todo, pero lo importante no es lo que llevemos dentro sino lo que hacemos y las elecciones que tomamos.

2 comentarios:

Leandro dijo...

Muy buenas frases. Creo que a cualquiera le puede servir leerlas. Yo, por mi parte, voy a tratar de implementarlas!

SoniaAle dijo...

¡Qué bueno! ¡Gracias!