domingo, 28 de agosto de 2011

Viudas - 2011


Si les dijera que "Viudas" es una película argentina que desenmascara cómo las mujeres afrontan el desamor, a muy pocos les interesaría. Sin embargo, tan sólo es una de las interpretaciones que es plausible darle.

Básicamente la trama encara a una mujer que enviuda y se da cuenta con la muerte de su marido, que él también se acostaba con una mujer muy jovencita. Elena - Graciela Borges - es la viuda, y Adela - Valeria Bertucelli - también lo es, aún sin el anillo. Pero Adela parece no poder salir adelante del duelo, y busca desesperadamente la ayuda de Elena, lo cual deriva en situaciones conflictivas. Imagínense estar conviviendo en el mismo techo con la mujer con quien tu esposo te engañaba... Una situación por lo demás incómoda.

No obstante estaba Martín Bossi para hacer de puente entre la incomodidad e inmediata separación que podría haber resultado de ese espectacular choque. Realmente la estrella de la película en cuanto a comicidad de trata, Justina es un personaje maravillosamente profundo y sin caer en el estereotipo del sabio del pueblo.

Claro que el final es predecible y hasta muchas situaciones se resuelven con ligereza. Tampoco me ha agradado demasiado cómo no tiene una vuelta de tuerca el personaje de Adela, que es bastante incomprensible e impredecible. La banda sonora es bastante suave y ligera, no acompaña demasiado, aún con el tema de "Vicentico" apareciendo a cada rato.

En fin, la recomiendo pero no me gustó demasiado. Un 6.

Juno / La joven vida de Juno (2007)

Vista por iniciativa de mi amiga Lucía, me llevé una sorpresa con ésta película, no solo por no tener la menor idea de qué trataba sino porque no había imaginado que tendría una banda sonora tan dulce y adecuada, o que sería una película que toca temas profundos con sutileza y comicidad.

Juno es una joven adolescente bastante atípica que no vive en el hogar que otros llamarían ideal, pues tiene madrastra y hermanastra y su progenitor la dejabastante a la deriva. Con una personalidad ácida, esquiva pero sumamente cómica, Ellen Page hace gala de excelentes dotes actorales, y su personaje nos atrapa de principio a fin.

Por otro lado tenemos al joven Paul Bleeker, que sí vive en un hogar que otros llamarían ideal. Corre en la escuela, tiene una banda y es un muchacho realmente cándido. Además, había que decirlo, "lo" hizo por primera vez en su vida con Juno. ¿Y cuál fue la resultante? El embarazo de Juno.

Todo el filme se desarrolla a partir de las decisiones que la joven Juno debe tomar respecto del bebé, y va organizándose a partir de idas y vueltas con las decisiones de los otros. La música acompaña las escenas y nos permite captar algo del espíritu de la película. Afortunadamente el final no es predecible y mucho menos lo es Juno, con su extraña personalidad.

La califico con un 9, pero no cuento nada más para no arruinárselas. La recomiendo muchísimo!!

domingo, 21 de agosto de 2011

Midnight in Paris - Medianoche en París (2011)

Con ésta no pongo foto. MEDIANOCHE EN PARÍS, película escrita y dirigida por Woody Allen. Primera película que veo de él.

Se nos muestra una joven pareja a punto de embarcarse en el matrimonio, realizando un viaje a París. Él - Owen Wilson- es bohemio, profundo, sencillo. Quiere ser escritor, pero tiene problemas con el asunto. Ama a su novia, pero tiene ataques de pánico. Ella - Rachel McAddams - es una chica mundana, de fiestas y consumo capitalista, snob y sabe perfectamente qué quiere y cómo conseguirlo. Los diálogos son perspicaces, consiguen la comicidad de la mano del cinismo y cierto grado de ironía. Las escenas son divertidas, pero sin caer en el simplismo que nos deja el humor en bandeja de plata. Las recreaciones de época son alucinantes, y atrapan desde el primer momento hasta el fin.

Owen Wilson perpetra espectacularmente a un hombre que busca respuestas. Su imposta, su modo de hablar similar al de Woody Allen, lo conforman como una excelente representación de quien debe reordenarse un poco a sí mismo. El snobismo lo incomoda, sus suegros lo incomodan, descubre que ama a París, mientras que su novia no.

No digo más que ésto: un 10. Y si son de esas personas que creen que nacieron en la época equivocada, NO PUEDEN DEJAR DE VERLA.
Salud.



Jane Eyre (2011)


La última versión, al menos occidental, del clásico ya muy conocido de Charlotte Brontë.

Con una actriz australiana muy conocida últimamente - Mia Wasikowska- y un actor alemán poco conocido, pero a quien descubrí con la rara miniserie "Gunpower, plot and treason" - Michael Fassbender-, se nos vuelve a presentar en la pantalla grande la historia de Jane Eyre y Mr. Rochester, más con matices de suspenso y misterio que de romance de época.

Debo decir que veo como un acierto el colocar en el papel de Jane Eyre a una muchacha que parezca de dieciocho, pues esa es la edad que en realidad tiene nuestra protagonista y en muchas otras versiones las actrices eran bastante mayores, dejando de lado la diferencia de edad entre su co-actor masculino sobre la que escribió Charlotte Brontë.

Las actuaciones me han resultado estupendas, sobre todo la de Mia Wasikowska. No obstante, Judi Dench no tiene gracia para mi ocupando el papel de una criada; sea protagonista o no, pienso que DEBE ser alguien de cierta importancia en la historia. El señor Rochester parece mucho más callado, no es tan retorcido, por lo cual me parece que la necesidad de desarrollar la película en un solo tramo, y no hacerla serie, ató a los personajes a una sencillez tamizada en la cual quedaron del otro lado muchos aspectos emocionantes de cada uno. Jane Eyre es totalmente creíble, pero demasiado seria y sombría. Sally Hawkins no encaja en el papel de "mala", quizás porque tenga demasiado carisma, quizás porque realmente no supo encajar en un papel como el de Mrs. Reed. No hay pasión ni tensión. Parece que todo se hubiera enfocado en descubrir el misterio en la mansión.

En fin, me ha parecido una versión regularcita. Como única película me habría resultado buena, original, pero conociendo de pé a pá el libro base, y habiendo visto todas las otras versiones, la califico con un 6.


The Last Samurai / El último Samurai - 2003


Nuevamente, una película que durante años viví sin verla, por creerla una de esas producciones híper taquilleras por las apariciones estelares de Hollywood, pero sin el menor asomo de trama interesante y profunda. ¡Estuve sumamente equivocada! Por fin veía, en meses, una película excelente.

El comienzo nos deleita con el cinismo y la desfachatez de un capitán Nathan Algren - Tom Cruise - deprimido internamente por los horrores de haber participado de la guerra en Estados Unidos y el genocidio de las poblaciones nativas. Prontamente es contratado con un elevado sueldo por un adinerado hombre japonés, que se ha convertido en el consejero del Emperador - quien es casi un niño - y quien desea llevar la "civilización" y el "progreso" occidental a su país. Claro que es el Emperador quien lo ve de ésta manera, mientras que Omura, su consejero, sólo busca engrosar su bolsillo.

Pero en Japón, los Samurais, al mando de Katsumoto, se resisten a ésta gestión, y cuando el capitán Algren y sus tropas se enfrentan a las de Katsumoto, descubrimos por qué ser Samurai no es vestirse como un dragón payaso y llevar una Katana.

Tom Cruise se mete totalmente en la piel del capitán Algren, y nos muestra la realidad de un hombre que ha participado en la guerra. Cómo es en verdad, cómo lo vivieron los hombres que conocemos que lo han hecho, y que no se trata de un heroicismo cargado de valentía y fortaleza de espíritu que escapa a las culpas, los horrores y la ansiedad.

Pero lo que más me ha cautivado es la recreación de las costumbres Samurais en la década del 70 del siglo XIX, el temple de ellos, y Katmusoto, siempre el sabio Katsumoto.

Un filme largo, y para disfrutar tranquilos, pero no se van a arrepentir. Un 9.

Tenacious D in the Pick of Destiny - 2006


Tenacious D fue un filme que vi por iniciativa de mi hermano, junto a él. La verdad es que no se me ocurre la razón de que yo no recordara que existía.

En fin, la historia trata de un niño, J.B. (por "Jack Black", qué inteligencia la mía, ¿no?), que ama el rock por sobre todas las cosas, pero nació en un pueblito de los Estados Unidos, en el seno de una familia ultra religiosa que detesta lo que él adora. Por ello se escapa de su hogar y finalmente llega a Hollywood, donde busca algún maestro que le enseñe a rockear.

Allí conoce a Kage (K.G., por Kyle Gass - ¡nuevamente un descubrimiento!), un hombre duro y solitario que toca covers en las playas, y que no acepta a J.B. como su compañero. Sin embargo, juntos descubrirán que ninguno de los dos es lo que el otro pensaba, y que después de todo pueden ser un gran dúo. Y es un Ben Stiller con pelos locos quien les da la clave para conmover al mundo con su música.

Como apreciación personal, por tratarse de una película donde la mayor parte del diálogo forma parte de temas de rock, la verdad me ha encantado - y no me gustan los musicales. Es sumamente divertida la forma en que parodia los clichés típicos vergonzosos de los otros filmes y los convierte en parte de su historia. Quizás no a todo el público podrá gustarle, sobre todo a aquellos que estén bastante alejados de éste tipo de sonido, pero hay que admitir que es muy divertida e ideal para ver con amigos.

Un 6,5.