jueves, 21 de abril de 2011

Más extraño que la ficción/ Stranger than ficcion (2006)


Si sos de los que gustan de pelis "interesantes", ésta película te va a gustar. Si buscás algo poco complejo, calculo que no. En realidad no se trata de una película "compleja", en comparación con "Memento", "El origen", "La naranja mecánica" y tantas otras... Es sencilla de entender, pero me refiero a que no tenés humor simple, no tenés simplemente tragedia, no tenés simplemente suspenso... Es una película, a mi entender, si tuviera que definirla con una palabra, "interesante", quizás un poquitito de culto se diría.

Harold Creek es un hombre solitario que vive su vida manejado por su excelente reloj; como es muy bueno en matemáticas cuenta sus cepilladas, sus pasos, las baldosas, los mosaicos, y su existencia está perfectamente cronometrada - o sea, aburridamente estructurada en el tiempo a través de su reloj.

Pero un día comienza a oír la voz de una mujer que narra su propia vida. Y es que en el país hay una autora británica, Karen Eiffel (una Emma Thompson viciosa y que necesitaría sesiones psicológicas), que efectivamente está tratando de salir de un bloqueo de escritor en su nueva novela sobre un hombrecito, Harold Creek. O sea, por un lado tenemos a la escritora que crea la vida de Harold Creek, y por el otro lado al verdadero Harold Creek, que es un hombre de carne y hueso y que ES ese personaje.

Al principio no entiende por qué esa voz de mujer sabe cómo es su vida ni sabe que se está escribiendo una historia sobre un personaje como él, y que lo que le pase al personaje le pasará a él. Cabe la posibilidad de que su mente no esté funcionando del todo bien, y hasta incluso una psiquiatra le diagnostica esquizofrenia, pero él intuye que en verdad su cerebro está funcionando a la perfección y que no posee trastornos.

En su trabajo de auditor, conoce a la panadera Ana Pascal, por quien se siente atraído, pero claro, nada sucede, es Harold Creek. Sin embargo, su vida se trastoca totalmente cuando oye que la voz
dice que Harold Creek no sabía sobre su muerte inminente. El Harold Creek real no desea morir a pesar de su aburrida vida, y se pone en campaña para buscar gente que lo ayude (Dustin Hoffman) a resolver el enigma y a salvar su propia vida, tanto de la muerte en vida como de la muerte final.

Me ha parecido una película con un muy lindo mensaje, y me entretuvo la trama. Además, como ya he dicho, es "interesante". Bien, la recomiendo sólo en base al primer párrafo de ésta crítica, y le doy un 7.

No hay comentarios: