martes, 26 de abril de 2011

"La casa", de Manuel Mujica Lainez

Ay, mi Dios. No sé cuál es el motivo, pero se me ha ido el fervor por "comerme" los libros. No sé si es porque pasé a una etapa diferente de mi existencia, en que el tiempo libre que tengo lo dedico a otras cosas (producción de objetos), o porque a la hora de dormirme me gusta más escribir en mi diario íntimo y hasta por ahí, porque en la cama casi me desmayo de sueño y se me impide tragarme un gran número de páginas, la cuestión es que ya eso no pasa. Las épocas de comer literatura son pasado para mi, y ahora tardo mucho en acabar un libro.

Sobre lo que sí tengo certeza es que me gusta acabar un libro comenzado, por más aburrido que me resulte, pero que ese adjetivo ralentiza mi lectura. Y la lectura de éste libro se ha ralentizado notablemente.

El estilo de Manuel Mujica Lainez me resulta poético y me da gusto, pero da demasiadas idas y vueltas. A nivel trama eso es interesante, pero el delineado de un personaje recién logré hacerlo tras leer varias idas y vueltas, no se consigue leyendo un único párrafo exhaustivamente descriptivo.

La trama del libro es aburrida, pues trata de una Mansión decimonónica perteneciente a una familia de alcurnia, y es la casa la narradora, en primera persona, de los acontecimientos que ha vivido, de sus compañeros (las estatuas, los cuadros, los tapices, los fantasmas), y de las personas que la habitaron. Pero repito, los personajes de sus últimos años parecen ir y venir, aparecer y desaparecer, como si el escritor hubiese ido adhiriendo personajes a medida que escribía.

No me resultó una trama pensada o con un hilo conductor. Por eso se me hizo aburrida. Sí me pareció buena la idea final de cada personaje que el lector puede delinear, tras leer el 80% del libro. Y sí me resultó muy edificante la pena que me causó la casa a medida que habla como una viejita a quien matan de a poco, que es lo que está sucediendo en la actualidad en nuestras propias narices.

En el año del bicentenario vivimos una provincia casi sin casas del 1810. En el 2011 vivimos el salvajismo de municipios que aumentan los impuestos de manera que los jubilados no puedan pagarlos y se vean en la obligación de vender casas que quizás sean muy antiguas y terminen demolidas y construídas en torres, más redituables. Desde siempre en el país hemos vivido las demoliciones sin importancia de sitios de interés histórico, como la casa más antigua de la ciudad de Buenos Aires.

¿Qué estamos haciendo? Desastres.

Fue por eso que quise terminar el libro. Me aburrió, pero me apenó. No lo recomiendo; se puede generar conciencia de respeto por el patrimonio de otras maneras. Perdón Mujica Lainez, es la humilde opinión de una joven adulta que nunca ha publicado nada. =)

6 comentarios:

Romina Demicheli dijo...

La novela de Manuel Mujica Lainez es una de sus más lindas novelas. Era un escritor de mucho talento que, precisamente, se caracterizó por hacer hablar objetos, contar las historias de las cosas. Era una persona maravillosa. Es cierto que a su prosa le hay que dedicar mucho tiempo, te recomiendo que leas los cuentos de Misteriosa Buenos Aires y los cuentos, entrelazados también, Aquí vivieron. Te van a ayudar más a comprenderlo.

SoniaAle dijo...

Genial Romina!! Gracias por hacer la recomendación, queda para conseguir el libro y leerlo, y así poder conocer más a Manuel Mujica Lainez!!

Gracias por pasarte,
un saludo

Pato dijo...

Yo no pude pasar de la segunda hoja. Me comentaron que se trataba de una mansión que contaba la historia y me hice una construcción mental de la casona, antes de leer el libro. Al darme cuenta que la estaban demoliendo, me deprimí y dejé de leerlo.

No sólo eso. Sino que como venganza me incliné en historias como la película de la Maldición donde la casa espanta a la gente. O Rose Red, que la casa posee a la dueña para que la siga construyendo.

SoniaAle dijo...

jaja Pato! No te lo puedo creer. La primer peli la vi, la segunda no.

El libro de Mujiza Lainez me fue también alabado por Daniel Schávelzon, pero yo no lo pude encontrar entretenido para nada. Intelectual, poético, sí. Pero entretenido, no.

:S

Pato dijo...

Es de Stephen King y dura como 3hs y media. Tambien hay otra pelicula más, donde cuentan la misma historia desde otr punto de vista. Se llama: El diario de Ellen Rimbauer.

SoniaAle dijo...

En serio?? Wow! O_o no sabía!!


O sea que hicistes una venganza larga duración xD