miércoles, 13 de abril de 2011

Becoming Jane / La joven Jane Austen (2007)

Bueno, para empezar, debo admitir que siento cierto desagrado a que empleen actores y actrices de Estados Unidos que imiten el acento inglés, pero, a pesar de mis reticencias, considero que Anne Hathaway interpretó una buena Jane Austen. Sí, quizás habría preferido una actriz del Reino Unido con su verdadero acento nativo y quizás con un poco menos de belleza, como lo era la verdadera escritora, ya que, si bien la belleza de Anne Hathaway es de alguna forma sencilla, para mi gusto, y sin inclinaciones lésbicas, admito que es bellísima.

Pero bueno. Aquí va mi reseña.

Becoming Jane es una historia basada en ciertas premisas, mitad reales mitad supuestas, acerca de un supuesto romance que la escritora Jane Austen vivió a sus 19, 20 años, con un joven irlandés, Thomas Lefroy. Jane Austen tiene un hermano mayor muy apuesto y una hermana mayor, Cassandra, y a pesar de que el hermano no vive en la casa de los Austen, la familia se encuentra en una posición económica complicada, en la cual deben economizar, trabajar, cultivar y procurarse alimentos por sí mismos. Cassandra ya está comprometida, pero Jane no, y la idea de que Jane contraiga matrimonio constituye un gran alivio para la situación económica de la familia. Su madre prima el dinero por sobre el afecto, considera al afecto una "cosa" agradable pero al dinero como algo indispensable. Jane Austen no, por supuesto, como cabría suponer.

Thomas Lefroy es un joven abogado de su misma edad que tiene una familia empobrecida y muy numerosa en Irlanda, pero que trabaja en Londres bajo la tutela de su tío, de quien depende total y exclusivamente. Por circunstancias del destino, Tom y Jane se conocen, y a partir de allí se desenvuelve la trama de la película.

Confieso que me agrada mucho el señor Wisley, en la misma magnitud en que su tía me desagrada, y que no lo considero un "bobalicón", como Jane misma lo llamó. Confieso que lloré mucho, aunque principalmente la raíz verdadera de los sentimientos que me generó la película se vio engrandecida por motivos personales que empeoraron el caudal.

Básicamente, esa raíz de la que hablo que me causa tristeza es la idea de una escritora que siempre escribe historias en las cuales sus heroínas, tras muchas dificultades, crecen personalmente y terminan casándose satisfactoriamente y por amor, con hombres de gran fortuna o que al menos, pueden procurarles un hogar y comida sin atravesar penurias económicas. Jane Austen no me causa pena, me produce admiración. Me parece una genia, y sobre todo, porque fue ella misma y porque fue fiel a sí misma, y eso es primordial en la vida. No estoy en contra de la soltería, pero desde mi punto de vista, me resulta un poco triste que haya fallecido a los cuarenta y tantos sin nunca tener un compañero de ruta.

En fin. Es una muy linda historia, la califico con un 9 pero, tomo la trama con pinzas, dado que no se sabe demasiado sobre la verdadera historia de Jane Austen y sus amoríos, dado que cuando Jane Austen se hizo famosa, su hermana Cassandra, con quien mantenía una fluída correspondencia, destruyó cualquier carta que dejara demasiado expuesta la privacidad de su hermana.

Sí se sabe en una o un par de cartas que Miss Austen habló de un tal Mr Lefroy, pero con ironía, no obstante no se puede deducir si lo hacía porque le divertía la situación, o porque verdaderamente estaba enamorada de él.

Recomendable!!!!

No hay comentarios: