sábado, 5 de marzo de 2011

A room with a view / Un amor en Florencia (1985) y A room with a View / Una habitación con vistas (2007)


He tenido el placer de leer la novela de E. M. Forster y me ha encantado, y puedo reconocer que ambas versiones de la película son bastante fieles al libro, felizmente.

A room with a view de 1985 me parece que tiene un estilo un poco más inglés, en cuanto a mantener cierta rigidez actoral y como demostración de las costumbres de la época. No sé cómo explicarlo. También Maggie Smith como la chaperona de Lucy es excelente, pero se ve como una mujer mucho más severa que la Charlotte de la versión de la cual luego hablaré. Su papel aquí parece haberse fusionado un poco con Minerva MacGonagall (Harry Potter), a pesar de la diferencia temporal.

Lucy Honeychurch es magníficamente interpretada por Helena Bonham Carter, sus dilemas, su pasión cuando agarra el piano, su furia, pero sigue pareciéndome una niña inglesa encerrada en sus estructuras, que no contradice a sus mayores.

George Emerson, por otra parte, es encantador en sus arrebatos y en la firmeza de su honestidad pero no puedo evitar sentir una pequeña cuota de disgusto al verlo más como un hombre extraño, una especie de semi-tarzán (disculpen el adjetivo, es bastante severo), que habla poco, grita en los árboles... No obstante es sincero y leal y esos son valores inmejorables.

Me encanta el Sr. Emerson. Aunque me dá vergüenza ajena cuando grita en la iglesia, me causa mucha gracia, más que nada en ésta versión, como cuando habla desde el baño, y demás.
Daniel Day Lewis es un actorazo e interpreta magníficamente a un Cecil Vyse tal cual seguramente lo ideó el autor de la obra, pero en ésta versión no puedo evitar sentir que le da un aire un poco más homosexual a su personaje.



A mi parecer, subjetivamente, la versión del 2007 se acercó más a mis gustos. Y se habría acercado aún más si se hubiera eliminado toda esa historia inventada sobre 1922.

Encontramos aquí a una chaperona (Charlotte) menos severa y más atolondrada, pero que en una escena demuestra más interés por la historia que nos compete que por separar a la pareja.

Lucy Honeychurch es menos pacata y saca más a relucir su carácter. Debo admitir que no entiendo a Lucy, no por la versión, sino al personaje en sí; no comprendo por qué tomó la decisión que tomó incicialmente, por qué desea alejarse de quienes buscó alejarse en un principio. En fin, ésta miss Honeychurch también encuentra una descarga en tocar magníficamente el piano y gusta de los besos, pero tiene menos miedo de sacar a relucir su carácter con las personas que la Lucy interpretada por Bonham Carter.

Aquí Mr. Emerson tiene un papel más secundario, pero, George Emerson simplemente me ha cautivado. Me gusta más éste. Si bien tiene la misma sensatez, el mismo sentido común, la misma honestidad de persona que el de la versión de 1985, realmente me ha parecido más cálido y más "normal" que su predecesor.

El actor que interpreta a Cecil Vyse hace de un soltero igualmente inapropiado para el matrimonio pero le da un toque más socarrón a su personaje, quiero decir que fácilmente podía imaginarlo como un hombre con una vida inmersa en actividades oscuras o algo así. Repantigado en una silla de jardín, leyendo, fumando y bebiendo, podría imaginármelo mucho más como un vago interesado en el dinero que como un joven educado para la buena sociedad. Para eso me resultó más propicio la estelarización de Daniel Day-Lewis.

En fin, en mi opinión, es una buena película del género, no le doy un 10, tal vez un 8, a ambas. Pero me gustó más la versión del 2007. Le habría tomado más cariño si se hubiese suprimido la versión inventada de las situaciones de 1922. Soy una cursi, qué se le va a hacer.

No hay comentarios: