miércoles, 30 de marzo de 2011

El mismo amor, la misma lluvia (1999)


Me vengo de vuelta con una de cine argentino, y después del Secreto de sus ojos, me sorprendió saber que con anterioridad Darín y Villamil habían trabajado juntos.

Ésta película merece, a mi gusto, un 9. Se trata de un escritor, Jorge (Ricardo Darín) que trabaja para una revista y escribe cuentos y novelas, y una joven, Laura (Soledad Villamil), cuyo trabajo es en un restaurante, pero tiene un novio y empieza a estudiar cosas que nunca concluye.

Él es tímido, realista, quieto, reflexivo. Ella es impulsiva, segura, con carácter fuerte, directa. Viven un amor a comienzos de la dictadura y el filme se va desarrollando a medida que pasan los años, cómo transcurre la vida de ambos por separado, sus visicitudes, sus logros, pues a lo largo de las décadas, aún por breves momentos, logran encontrarse y saber algo el uno del otro.

No tienen una idea demasiado certera sobre el amor. Pero en los noventa, finalmente, empiezan a entenderlo.

Es excelente, muy tierna y realista, como siempre digo sobre el cine argentino: hay popó en las calles, la gente habla con malas palabras, se llora, hay otro con el pelo feo, la cara de la chica no tiene kilos de maquillaje, las veredas no son perfectas con niños rubios andando en bicicleta o rollers... en fin, un buen bastión del cine argentino, como a mi me gusta.

Totalmente recomendable, para ambos sexos.

No hay comentarios: