martes, 8 de marzo de 2011

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER, 2011

Quería hablar un poco sobre el día de la mujer y sobre el rol social y la situación de las mujeres hoy día. Una amiga querida me ha facilitado una nota del diario Página 12, el cual daba determinadas informaciones que citaré en éste post.

¿Sabían por qué se conmemora el 8 de marzo? “(...)en homenaje a 129 mujeres que en 1908 murieron quemadas en una fábrica textil de Nueva York por reclamar igualdad laboral: fueron encerradas y les prendieron fuego.(...)”.

"(...) [Éste año es un año de] fuerte reclamo del movimiento de mujeres que gira en torno de dos ejes centrales: la urgencia de que la violencia de género sea considerada un problema de “seguridad ciudadana” y en consecuencia se avance con políticas integrales para enfrentarla, y la apertura de la discusión por la despenalización y legalización del aborto en el Congreso."

Debo confesar que estoy en contra del aborto. Sé que el asunto no se trata de un puñado de mujeres que espera tener relaciones sexuales despreocupadamente y luego solucionar el problema eliminando la nueva vida. Sé perfectamente que el asunto radica en la desigualdad que representa que mujeres de altos recursos puedan tener abortos más seguros, higiénicos y eficaces que las mujeres de bajos recursos. Sé que es ese uno de los motivos por los cuales muchas mujeres y hombres bregan por la despenalización del aborto.

Y también, por otra parte, soy consciente de los innumerables casos de maternidad por violación, por accidente de adolescentes, o de embarazos que pondrían en peligro tanto al niño como a la madre. Todo eso lo sé.

Pero sigo estando en contra del aborto. Quizás no pueda hacerme comprender, pero creo que nadie tiene derecho a matar una vida. Sé que quizás a muchos les resulte un argumento tonto, o lo que fuera. Pero esa es mi postura.

"(...)Se requiere de manera urgente que la violencia de género sea considerada un problema de seguridad ciudadana. Debe ser tomado en serio y eso significa asignar partidas presupuestarias adecuadas para un plan nacional que permita prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres

"Desde el Centro de Apoyo a la Mujer Maltratada, de Mar del Plata, su presidenta, Alba Salinas, puso el alerta en los “noviazgos violentos”, debido –señaló– a que son el comienzo de una historia de violencia que se agrava con el tiempo y puede terminar en muerte de la mujer. “Estos casos de mujeres muy jóvenes muertas a manos de sus novios, parejas, ex parejas nos debe poner en alerta, tenemos que decir basta a las situaciones de violencia, cortar estas relaciones lo más pronto posible. Los varones violentos no cambian en tanto consideran que la responsabilidad de la violencia no es de ellos sino de las mujeres que los provocan y el maltrato aumenta junto con las amenazas y el aislamiento”, advirtió Salinas. Cada vez reciben más casos de mujeres amenazadas por sus parejas con ser quemadas. “Antes del caso de Wanda Tadei, las amenazaban con quemarles la vivienda, ahora lo que vemos es que directamente las amenazan con quemarlas a ellas vivas”, alertó Salinas.

“Entre los múltiples actos previstos para hoy y los días venideros, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, la Campaña Abolicionista “Ni una mujer más víctima de las redes de prostitución”, convoca a una manifestación entre las 16 y las 19 en el Parque Centenario. “Nos juntamos para reclamar por la abolición del sistema prostituyente y con ello estamos demandando que la prostitución no sea considerada una opción de trabajo para ninguna persona, cárcel a los proxenetas, tratantes y sus cómplices, derogación de los artículos de los códigos contravencionales y de faltas que penalizan a las personas en situación de prostitución, visibilización de los ‘clientes’ como prostituyentes e inclusión social para todas las mujeres”, señaló Marcela D’Angelo."

En la noche de los tiempos, las mujeres hemos logrado hacer avances en nuestro modo de vida. El voto femenino, el derecho al trabajo, el derecho a un salario digno. Hoy día ocurren asesinatos y se suceden injusticias con los hombres también, pero respecto de la mujer, vemos malos tratos, trata de blancas, pagas inferiores en trabajos por los cuales los hombres recibirían más dinero, acoso sexual laboral, malas caras y comentarios desagradables con aquellas mujeres que ocupan importantes puestos laborales. Reconozco que gracias a la lucha que se realiza día a día, las situaciones pueden seguir modificándose y mejorando tal como han venido haciendo desde hace siglos.

Pero hoy, aquí, podemos hacer algo también. Porque siento que muchas veces la culpa de que el machismo esté tan instalado es nuestra, señoras y señoritas. Desde el más pequeño acto configuramos una mentalidad colectiva que determina una posición a la mujer y otra al hombre. Sí, naturalmente el hombre tiene más fuerza corporal que la mujer. Y sí, naturalmente la mujer es más instintiva y es más apta con los niños. Pero ¿eso significa que la mujer es débil y el hombre es fuerte? ¿Eso significa que la mujer debe estar encerrada en su casa cuidando a los chicos, o que cuando viene de trabajar, cansada, todos la estén esperando para que prepare la comida? ¿Por qué no se pueden compartir las responsabilidades en el hogar? Un hombre no es débil porque planche, cocine o fregue el piso. ¿Una mujer no puede erigir un muro con bloques de hormigón? ¿La mujer es sólo un cuerpo que excita? ¿Por qué las propagandas graciosas muestran a las novias como un accesorio un poco molesto? ¿Por qué si un niño llora debe dejar de hacerlo porque"parece una niñita"? ¿Es una vergüenza ser una niña? ¿Es eso? ¿Somos la parte fea de la creación?

Por favor. No alentemos, ni con el más mínimo, nimio y pequeñísimo acto de nuestra existencia, la idea de que la mujer es inferior o débil. Cada pequeña gota crea un océano. Cada grano de arena crea un desierto. Alejándonos de lo general con lo que comencé el post, me estoy yendo a lo particular.

Tengamos cuidado con cómo tratamos y qué les decimos a nuestros amigos, parejas, hijos, sobrinos, primos, nietos. Hagamos las cosas como se deben y cuidemos nuestras palabras. ¿Si?

No hay comentarios: