miércoles, 23 de febrero de 2011

Un oso rojo (2001)


Película vista a través de mi hermano, recomendada en su universidad. Es para ver un par de detalles que hacen a la estética de la película; tiene cosas que me gustan.

Otra de las cosas que me gustan del cine nacional es la captación de la humanidad de los protagonistas y la demostración de una realidad en la que cualquiera de nosotros podría estar involucrado; si la persona tiene mal acento porque es inculta, lo es; si la persona tiene poca plata, no tiene una casa linda; si la persona es burra, es burra. Punto.

La peli me atrapó, me entretuvo. Coincido con Luis Machín (o no me acuerdo si era él quien le habló al Oso en el auto): yo no comprendo al Oso. No tiene problemas de matar polis para conseguir plata, pero jamás superó la separación de su mujer y de su hijita.

El Oso se presenta como un personaje apasionadamente encariñado con su hija Alicia, y después de salir de la cárcel, años más tarde, se aproxima a ella intentando mejorar su vida. Quiere verla a toda costa, y desea que el nuevo tipo con el que está su esposa, un apostador empedernido y un borracho sin trabajo, les dé una vida digna.

El Oso entiende que a veces la mejor forma de ayudar a quienes queremos es mantenernos alejados. El Oso entiende que a la gente hay que cuidarla, y punto. Pero el oso mató por plata.

Así que eso, no entiendo al Oso, pero como personaje, lo quise muchísimo.
Como actor también lo destaco. Película recomendable!

No hay comentarios: